anoche, volviendo a casa. el pibe vestido de negro & de cabeza rasurada extrae las llaves del bolsillo sin mirarse el bolsillo, ni las manos, ni las llaves. realiza un movimiento ondulante a oscuras, sobre la misma vereda. la forma natural de introducir la llave en el cerrojo, muy despacio, mientras presencia mi aparición, saliendo de la sombra de un árbol. todo esto bajo las estrellas.

No comments:

Post a Comment